17 oct. 2008

EL CENTRODERECHA SIN PROGRAMA

El espectro político de Argentina está formado por partidos de raíces peronistas o izquierdistas y una difusa centroderecha.

Todos están divididos, una parte apoya al gobierno, pero la mayoría son opositores. Creer que la actual debilidad política del gobierno producirá su derrota electoral es una esperanza, que ignora la dureza y poder del matrimonio presidencial, su contubernio con la corporación sindical, la servidumbre de los punteros y las violaciones legales en el proceso electoral.

La lucha será ardua y desigual. El país necesita imperiosamente aglutinar el sentimiento de centro derecha. No se conseguirá con nombres partidarios, de personas o coaliciones políticas circunstanciales. Solo se conseguirá con un programa nacional que asegure el progreso material y cultural de la ciudadanía, el fortalecimiento de la empresa privada y la lucha contra la corrupción y el delito.

Estos temas no son negociables. Y debe enmendarse la paralizante Constitución Nacional.
Macri, que es un excelente Director Ejecutivo, cuya labor será empañada por el gobierno central, sindicatos e ineficiencia de la burocracia, debe convocar a los ciudadanos de pensamiento de centroderecha para redactar el programa nacional de recuperación.

A la ciudadanía hay que informarla crudamente de los males existentes y cuales son los mecanismos de solución, aunque en este momento aparezcan como irrealizables.

Dr. Marcelo Castro Corbat
segundarepublica@fibertel.com.ar