22 ago. 2010

ESTAMOS DESESPERANZADOS...

ESTAMOS DESESPERANZADOS...

Ha muerto Hugo Guerrero Marthineitz, hombre de radio durante más de 60 años, quien en momentos difíciles para Argentina usó en sus programas la famosa muletilla "estoy desesperanzado". Posteriormente, el cómico Mario Sapag se encargó de popularizarla en una memorable -y respetuosa- imitación que hacía del locutor peruano.

Ha muerto en el Hospital de Clínicas de Buenos Aires, recogido por alguna alma bondadosa que lo encontró viviendo en la calle, ya que había sido echado del monoambiente donde vivía por falta de dinero. Ahora seguramente le rendirán homenajes y le llevarán flores a la Chacarita. Él necesitó una mano en sus últimos años, y no la tuvo. Murió solo y en la miseria.

Fue un hombre honrado, que hizo con honestidad lo que sabía hacer.
Y lo hizo bien. Podía gustar o no su estilo. Jamás disimuló su manera
peruana de hablar, y sus programas fueron de una enorme variedad musical y narrativa.

Como gente de radio que somos, no podemos menos que acongojarnos y "desesperanzarnos". Sabemos por propia experiencia lo duro que es tener que financiar a partir del propio bolsillo el "vicio" del micrófono, y entendemos por qué los "viciosos" siguen adelante, contra viento y marea, mientras la chabacanería insolente obtiene inmediatamente altísimos réditos económicos.

En el año 2003, en una entrevista concedida al diario La Nación decía: "Fui acusado de jesuita, masón, militarista, marxista y hombre de la CIA, según los años y las costumbres". Ejercí esta profesión de la única manera que conozco: despreocupándome del éxito y pensando en el trabajo. Fui el primero en la Argentina en tener su propio equipo de grabación, poseo una buena discoteca con material comprado con mi dinero, nunca recibí un disco de una grabadora ni acepté regalos por ningún concepto. Cuando intentaron hacerlo, lo hice público y esas circunstancias tuvieron un alto costo en mi vida."

Este valioso peruano, tan respetado por todo el mundo de la radio, y que hizo un mito de los silencios al micrófono, ha silenciado su voz. Esta vez, para siempre. Y, como era su costumbre, a solas.

Raquel E. Consigli
Horacio Martínez Paz



18 ago. 2010

COMENTARIO DE UN LECTOR

Duele leer estas verdades. Pero hay que decirlas aunque duelan.
Después de las elecciones del 2011 espero que los Correntinos (porque lo soy, nada más) y todos nuestros hermanos Argentinos podamos decir lo que una vez dijo otro gran héroe: "Muero contento, hemos vencido al enemigo".

Nuestra Presidente, se olvida que Corrientes también existe ?. En un acto de histórica importancia NO VINO. Será que conviene más ir a China ?; o a Chascomús, donde ahí sí le rindieron pleitesía, o mejor, pudieron sacar algún rédito político a expensas de Ricardito Alfonsín (pobre, me dá pena la manera que fue "usado"). Saliendo Scioli a decir que "es un ejemplo de convivencia política". Y su patrona, al no venir a Corrientes y dejarnos desairados qué es entonces ?. Bueno, no contesten, ya lo sabemos.

Por eso digo que duelen estas actitudes. Duelen más porque los CORRENTINOS una vez dijimos: "Cuando Argentina entre en guerra, Corrientes la va a ayudar". Así nos fué en Malvinas. Cientos de coterráneos muertos.

Ayer, por lo menos se merecían un reconocimiento, una mención, una palabra de aliento a sus familiares por parte de nuestra máxima autoridad, que es también Comandante del Ejercito (pero parece que no lo sabe).

Porque sus hijos CORRENTINOS ( sí, así de grande) cumplieron con el deber, formando parte del ejército creado por nuestro máximo General, Defendiendo a la Patria, entregando sus preciosas vidas. Cosa que nuestros políticos de turno ni por asomo harían, porque son simplemente COBARDES.

Señora Presidente. Corrientes no va a olvidar que el año pasado UD. mandó a retirar caprichosamente la guardia de honor establecida en Yapeyú. Como tampoco va a olvidar sus desaires y todas sus mentiras de igualdades y denás yerbas.

Se lo dice un Correntino de Ley.

Francisco Minadeo

17 ago. 2010

17 de Agosto - Nuevo aniversario del fallecimiento del Gral. José de San Martín

AL PADRE DE LA PATRIA

Carlos Nelson Recanatini B.


"Padre nuestro, que estás en el bronce".

Hoy estas históricas y para siempre vivas palabras de Belisario Roldán machacan nuestros sentimientos más caros.

Por eso, voy a dirigirme a vos, General don José de San Martín, General de generales.

Me dirijo con la devoción de un argentino, que siempre honró desde los pantalones cortos y el gualdapolvo blanco tu figura señera.

Te hablo, mi General, de rodillas en actitud penitente, pidiéndote que me perdones por no haber alcanzado tan sólo, la primera letra de tu nombre.

En este 17 de agosto, dia en que se conmemora tu partida al único lugar que por designio de Dios te corresponde, la lacra política de mi país, te falta el respeto.

Y te lo falta por parte doble.

Porque por espurios motivos ha "corrido" la fecha de tu muerte a un día anterior, es decir, cuando todavía estabas entre nosotros... ¡Vivo! Ergo, la politiquería argentina contemporánea te ha sacado de este mundo antes de lo previsto, sólo para crear el detestable "fin de semana largo".

Y te faltan el respeto los integrantes de la comitiva de este gobierno soez, que viajan a Yapeyú a rendirte el más hipócrita de los homenajes.

Porque son personajes que no sólo usan el lugar de su cargo prestado para su beneficio estrictamente personal, sino que con un desparpajo indescriptible van a homenajearte, cuando su vida pública y privada está en las antípodas de tu valor, honradez y austeridad.

Mi General, vos sos el Santo de la Espada, desde siempre y para siempre.

Pero debes saber, Señor, que esa espada ha sido manchada por la actitud cobarde y servil de algunos que hoy ostentan el grado de General de la Nación y que engalanan su uniforme con condecoraciones "diplomáticas", que nada tienen que ver con las que se logran por "su valor en combate", en el campo de batalla.

Pero hay señor, otras fuerzas que tienen entre sus filas badulaques mediocres, soldaditos de plomo, los cuales no merecen ni logran respeto alguno por parte de sus subalternos.

Tan es así, que no se dan cuenta de las murmuraciones, de las miradas pícaras o de las sonrisas burlonas, cuando pasean por los pasillos de los emg.

Ignoran que esos gestos son los que ponen en tremenda duda su hombría como "jefe de manada"... Como macho rampante, como varón, así... Con v corta.

Sin embargo, han recibido la réplica de tu sable, entregado por lo más burdo, indolente y hediondo.

Lo esperanzado es que jamás lo usarán con estirpe bizarra. Lo guardarán para contarle a sus nietos fantasiosas historias, que los años... harán que la repitan una y otra vez.

Mi general, no padezcas tristezas por seres que no merecen ni siquiera haber nacido.
Ayúdanos a besar la cruz del Señor o la cruz de tu espada.

Somos miles... sólo tenemos que juntarnos para una cruzada... para la última entrega de nuestra propia existencia.

Para que nuestro paso por aquí haya tenido una razón de ser.

Padre de mi Patria, que también es la madre de todos, este argentino bien nacido te rinde su sincero homenaje, en representación de miles que quizás estén haciendo lo mismo.

Es en tu día y es mi emocionado... ¡Presente mi general!

Creo, Señor, que tal mal no ha estado.

¿No te parece?

12 ago. 2010

LA NACIÓN - 12/08/10

LA NACIÓN - 12/08/10

CARTA DE LECTORES

Inseguridad

Se­ñor Di­rec­tor:

"Una joven madre en grave estado, su pequeño hijo que acaba de fallecer. Un hecho más, sólo uno más, del estado de inseguridad, sangre y muerte que campea en nuestro país.

"Con la autoridad empírica que me da haber sido víctima de cinco robos a mano armada, incluyendo dos secuestros, pregunto a nuestra primera mandataria, tan afecta a las tribunas para señalar y dar cátedra sobre temas tan diversos como, entre otros la decadencia económica de Europa o Estados Unidos, la continuidad del técnico de la selección nacional de fútbol, nuestra novedosa «matriz diversificada con inclusión social», la ingesta de carne de cerdo, las exportaciones con «valor agregado», los encajes bancarios, la Conquista del Desierto o el cultivo de soja.

"¿Podrá hacerse de algún momento para por primera vez referirse a las bandas de asesinos que se multiplican en nuestra ex república y en lo posible ocuparse de ellas?"

Salvador N. Turdo
Ingeniero químico
salvadorturdo@yahoo.com.ar