26 dic. 2008

PARA MANTENER VIVA LA MEMORIA:
Leonardo Favio (el primero desde la izquierda)
en la matanza de Ezeiza
20 de junio de 1973
(clickear sobre la imagen para agrandar)

Y llovía, llovía…

Un mendocino de nombre Fuad Jorge Jury -más conocido por su apodo artístico (o nome de guerre) como Leonardo Favio-, ha publicado una solicitada en la edición del 24 de diciembre del diario Página 12.

En dicha solicitada le pide a su comprovinciano vicepresidente de la Nación que renuncie… mientras le pasa la gorra para que lo ayude a pagar la publicación.

Califica a la candidatura de Cobos como un error de Néstor Kirchner, y es en lo único que tiene razón. Pone en evidencia que la fórmula presidencial, y el destino de todos los argentinos estuvo -y está- en manos del esquizofrénico patagónico, que en su afán de ganar no tuvo empacho en sumar a supuestos “transversales” para que aportaran votos. Hasta que el "cooptado" dijo ¡basta!

La solicitada en cuestión pinta la personalidad golpista y fascista del firmante, que no creemos que haya tenido que desembolsar ni un centavo para que este pasquín -devenido en boletín oficial y a las órdenes de su antiguo compañero de ruta, Horacio -el perro- Verbitsky-, le publicara su provocación ideológica.

A esa misma pila de estiércol la depositó en el programa televisivo de una conocida y blonda conductora, en el que insistía en que alguien le estaba tirando del turbante. No había nadie detrás de él que pudiera hacerlo. ¿Sería la demencia senil de un perturbado setentón, o tal vez la conciencia de varios millones de argentinos que lo estábamos haciendo?

El señor Fuad Jorge Jury, o Leonardo Favio, como lo quieran nombrar, representa a lo más rancio del desastre sufrido por nuestro país en los años setenta. No se quedó a esperar la represalia, optando por exilios dorados. Toda su filmografía está absoluta y negativamente ideologizada. Todo lo que aportó al cine nacional, mayormente con nuestros impuestos, es basura de celuloide, aunque determinados entes, también ideologizados, le hayan concedido premios… de los cuales vive.

Raquel E. Consigli
Horacio Martínez Paz
LA NACIÓN - 26/12/08

Editorial I
Acoso a la independencia judicial

Es condenable el anuncio del gobierno nacional de que impulsará la destitución de miembros de la Cámara de Casación

La airada reacción del Poder Ejecutivo ante la decisión de la Cámara de Casación de ordenar la libertad de algunos detenidos a los que se ha mantenido en prisión preventiva mucho más allá de los tres años, lo cual es ilegal, vulnera inequívocamente la independencia del Poder Judicial e ignora que la vigencia de las garantías procesales básicas incluye ciertamente también a quienes son juzgados por presuntos delitos aberrantes.

Resulta condenable el anuncio del gobierno nacional de impulsar la destitución de los camaristas que, en consonancia con la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, se animaron a ordenar la liberación de personas detenidas por haberse excedido groseramente los plazos máximos de ley para la prisión preventiva.

Todos los ciudadanos tienen, ciertamente, el derecho a ser juzgados en el marco del debido proceso legal, que incluye la necesidad de que los juicios se resuelvan en un plazo razonable.

La prisión preventiva no puede ser utilizada en forma desaprensiva para privar con ella indefinidamente de la libertad a quienes han sido detenidos. Particularmente cuando es del poder político de quien depende la modernización de los procesos judiciales que en nuestro medio se mueven a ritmos realmente prehistóricos.

La independencia del Poder Judicial -prerrequisito indispensable del debido proceso legal- es una garantía absolutamente central en la estructura institucional de la democracia. Cuando ella no se respeta, los ciudadanos quedan sujetos a la arbitrariedad y abusos del poder y sus libertades esenciales están gravemente amenazadas.

Garantizar la independencia de la Justicia supone no presionar a los jueces, ni desde el Poder Ejecutivo ni desde el Legislativo, desde que ambos poderes del Estado están obligados por igual a asegurar a todos los ciudadanos, sin excepciones, la posibilidad real de ser juzgados por magistrados independientes.

En una democracia, los jueces deben poder dictar sus sentencias ajustándose a derecho, sin que existan interferencias desde los otros poderes del Estado y sin temores a la reacción externa que ellas puedan generar.

El poco apego de la actual administración nacional, al igual que de otras que la antecedieron, a respetar la independencia de los jueces, es conocido. Por una parte, los propios magistrados judiciales han manifestado, reiterada y públicamente, sus preocupaciones por las presiones de toda índole a las que se los somete. Por la otra, es imposible olvidar que fue la propia presidenta de la Nación, cuando era senadora, quien lideró personalmente los esfuerzos por reformar la estructura legal del Consejo de la Magistratura de manera de someterlo al control del poder político, con el propósito obvio de manipularlo, lo que, por lo demás, desgraciadamente ha sucedido en los hechos, con total descaro, a lo largo de los últimos tiempos.

La gravedad de esta situación no ha sido aún reconocida en su verdadera magnitud institucional por nuestra sociedad.

En el caso que nos ocupa, de alguna manera, la reacción del Poder Ejecutivo tiene curiosos paralelos con la del gobierno de George W. Bush, cuando éste se negó a reconocer el debido proceso legal a quienes estaban detenidos por actividades terroristas, a los cuales se mantenía en una suerte de inaceptable "limbo" legal.

Y resulta particularmente sospechoso que las autoridades nacionales se quejen de la lentitud de los procesos judiciales, cuando los legisladores del oficialismo se negaron en su momento a tratar un proyecto de ley de la oposición para agilizar las causas contra quienes están acusados de excesos en la represión. Entre los impulsores de esa iniciativa figuraban Ricardo Gil Lavedra y Andrés D´Alesio, ex miembros de la Cámara Federal que, en 1985, condenó a reclusión perpetua a los integrantes de las juntas militares que gobernaron el país desde 1976.

Así como sin la garantía del debido proceso para todos, no hay Estado de Derecho, no se puede esconder con el humo de las diatribas la gravísima incapacidad para asegurar que los procesos judiciales tengan tiempos y pasos razonables como en otras partes del mundo civilizado.


Cartas de lectores

Jueces

Se­ñor Di­rec­tor:
"La señora Presidenta ha formulado declaraciones duramente críticas a una sentencia de la Sala II de la Cámara Nacional de Casación Penal que implican una violación flagrante de la norma constitucional de la separación de los poderes del Estado.

"Además de ello, ha amenazado a jueces y justiciables con disponer la entrega de estos últimos para su juzgamiento por los magistrados de una nación extranjera, lo cual, obviando el aspecto extorsivo, atenta contra el principio de los jueces naturales que instituye el artículo 18 de la Constitución nacional."

Octavio D. Amadeo
Abogado
DNI 4.144.971


Reincidentes

Se­ñor Di­rec­tor:
"En cuanto a los dichos de la Presidenta sobre la liberación de Astiz y Acosta, me gustaría que como argentina haga las mismas críticas sobre la Justicia cuando deja en libertad a homicidas que luego, en muchos casos, reinciden."

Javier Ignacio Lanús
DNI32.784.039
javier_lanus@hotmail.com


Es la conducción...

Se­ñor Di­rec­tor:
"La alarmante información brindada por el corresponsal de LA NACION Hugo Alconada Mon, en su edición del 15/12, cuando señala a la Argentina gobernada por los Kirchner como «la de mayor vulnerabilidad en la región» frente a la crisis recesiva, se comprende perfectamente a la luz de la «teoría de los juegos», de John Nash (premio Nobel 1994), ya que ninguna economía quiere negociar con quienes practican «juegos de conflicto de suma cero», como el gobierno actual.

"El problema no es la Argentina, considerada potencia mundial en la producción de alimentos. «Es la conducción, estúpido»."

Guillermo Federico Evans
Dr. en Ciencias Jurídicas
LE 5.081.846

25 dic. 2008

NÉSTOR KIRCHNER, "dictador"

Por Mariano Grondona

La Nación - Miércoles 24 de diciembre de 2008

El domingo por la noche, cuando se le preguntó a Julio Cobos qué esperaba de los anuncios sobre el campo que haría la Presidenta el lunes por la mañana, se mostró escéptico. Esta afirmación llamó la atención porque parecía contrastar con el lenguaje cuidadoso y moderadamente positivo que suele utilizar el Vicepresidente cuando se refiere a su compañera de fórmula. Cobos debió fundar por lo tanto por qué en esta ocasión se estaba dejando invadir por el pesimismo. Entonces dijo que le era imposible ser optimista en este caso porque, antes de anunciar las medidas sobre el campo, Cristina Kirchner no las había "consensuado".

Con lo cual el Vicepresidente, aun sin proponérselo, asestó un golpe dialéctico de alcance general al estilo de los Kirchner, quienes al decidir lo hacen por las suyas, sin consensuar ni consultar. Es decir que, para ellos, gobernar es "dictar".

Pero Cobos no se refería en verdad a la Presidenta sino al ex presidente que, como todos sabemos y él ya ni lo pretende disimular, es quien verdaderamente dicta las decisiones que su mujer se limita a anunciar, explicar y justificar.

¿Pero cómo llamaremos al que dicta por sí y ante sí las decisiones del Estado? ¿Lo llamaremos "dictador"? Esta es la conclusión que de inmediato extrajo la doctora Carrió. Su acusación tiene por lo pronto un fundamento etimológico, ya que "dictar" , como "dictador", proviene del indoeuropeo "deik", que significa "decir" pero desde una posición eminente como la de aquél que emite un "dictado" para que otro, el escribiente o el alumno, lo vierta fielmente en el papel.

La dictadura, como se sabe, era una institución de la República Romana en virtud de la cual en situaciones de emergencia el Senado otorgaba a un ciudadano el poder de "dictar" las decisiones que considerara necesarias por un período de seis meses. Pero Carrió agregó que al "dictador" del que ella estaba hablando nadie lo ha designado, ni el pueblo ni el Congreso. Kirchner, según ella, responde a un origen nada romano. Es, simplemente, un dictador "de facto".

¿Debe asombrar entonces que el lunes se cumpliera el pronóstico negativo que Cobos había formulado acerca de la repercusión de las medidas sobre el campo que se aprestaba a anunciar la Presidenta? Las medidas que estamos comentando, que no hicieron más que confirmar la discriminación contra un sector vital de nuestra produccción, no fueron previamente consensuadas ni consultadas. Las dictó "de facto" un ex presidente que ya no reviste el título de tal.

De ahí que sólo recibieran el aplauso de los aplaudidores incondicionales que se reúnen en ocasiones como ésta mientras el campo y el interior las rechazaban enérgicamente. Cobos, después de todo, lo había anticipado.

21 dic. 2008

LA NACIÓN - 21/12/08

Editorial I
Sin ideas


El discurso cada vez más hostil del ex presidente Kirchner encubre una penosa ausencia de creatividad

El mejor camino para lograr una concertación política entre diversos grupos partidarios y sociales no es ciertamente el de estigmatizar a los más variados sectores de la sociedad. La buena política siempre ha pasado más por la persuasión que por la imposición. No obstante, cuando se trata del peculiar cónyuge presidencial pareciera que la fábula del escorpión y la rana, en la que el temperamento se impone a la propia conveniencia, cobra reiterada vigencia.

El reciente acto proselitista encabezado por el presidente del Partido Justicialista en la ciudad de La Plata, en el que se mostró acompañado por gobernadores, intendentes, sindicalistas y buena parte del gabinete nacional, demuestra la continuidad de un estilo autoritario y confrontativo que, a pesar del desgaste que le ha causado al propio doctor Kirchner, hoy muy debilitado en su imagen pública, aparece como la única forma posible para comunicarse con aliados y opositores.
Llama poderosamente la atención que el tono de crispación, ofuscación y hostilidad haya distinguido un acto convocado para el relanzamiento de una "concertación plural" sobre la cual se proyectan muchísimas dudas.

Es que después de la experiencia de los llamados radicales K, con el vicepresidente Julio Cobos a la cabeza, no serán muchos los que se animarán a participar de una concertación "plural" que, tarde o temprano, podría terminar convirtiéndolos en mera comparsa de un proyecto unipersonal en el que opinar diferente acarrea, por lo ya visto, gravísimas consecuencias.
En este caso, el permanente hostigamiento al vicepresidente, que en el momento de los insultos se hallaba a cargo de la presidencia, a través del uso de un despectivo tono autoritario y descomedido, que fuerza interpretaciones capciosas y pretende obligarlo a dar explicaciones que nadie ha pedido, enfrentan al doctor Kirchner no sólo con un político a quien él mismo convocó para acompañar a su esposa, sino con el actual vicepresidente de la República.

El grado de hostilidad exhibido conduce a pensar que en el propio Néstor Kirchner existe, para decirlo con sus propias palabras, un reprobable sentimiento "destituyente" hacia quien, como Julio Cobos, inviste un alto cargo en el esquema institucional del país y además simboliza, como pocos, el cansancio y repudio de la gente hacia el estilo arrogante y provocativo de la actual administración.

Las ofensas reiteradas hacia líderes opositores, las pequeñas suspicacias respecto de su forma de vida y los habituales ataques a la prensa que no lo complace forman parte de un lamentable evangelio kirchnerista que, por reiterado, agresivo e insistente, ha terminado por hastiar a la mayor parte de la ciudadanía, según surge de la casi totalidad de las encuestas recientes.
Lo que en realidad se muestra en las repetidas escenografías pobladas de adulones es una penosa carencia de ideas y una llamativa ausencia de proyecto de país, reemplazada por un mero proyecto de poder.

Como propuesta para sumar voluntades y buscar el apoyo de otros movimientos, su habitual apelación al "amor" resulta tan pobre como poco creíble, en especial luego de haber pasado una filosa guadaña sobre la porción de la ciudadanía que no comulga con el andar del kirchnerismo.
En un mundo ávido de nuevos paradigmas y de ideas creativas, lo que se ha oído en sus últimas alocuciones es un discurso claramente regresivo. No sólo porque está anclado en el pasado, sino porque revela que la administración de los Kirchner, más allá de una retórica que fatiga, de la constante improvisación y de una cuota de pícara astucia de palacio, no tiene vertebrada una propuesta que entusiasme a la ciudadanía y mucho menos una estrategia de Nación.

Más aún, necesita agitar constantemente la dialéctica "amigo-enemigo", pues sin ella es incapaz de elaborar un "proyecto sensato y tolerante de vida en común" que sume adeptos por el camino amplio del consenso, antes que por temor al castigo o la persecución.

19 dic. 2008

DE CUMBRES Y DE ABISMOS

Cumbre en Brasil y, como de costumbre, el papelón nacional gracias al narcisismo de quien lamentablemente nos representa. Esta vez Lula se hartó y resolvió no esperar a la mandataria argentina, comenzando la reunión en su ausencia. Bien por el brasilero, respetuoso anfitrión que valoró la presencia y el tiempo de sus pares.

Ignoramos por qué a estas reuniones se las llama “cumbres”, como si de ellas dependiera el destino del mundo, que las mira con una sonrisa socarrona. Latinoamérica está sembrada hoy de gobiernos de izquierda, pero hay una respetabilísima izquierda que está llevando a sus respectivos países hacia la pujanza y la inserción en los mercados internacionales (Chile, Brasil, Uruguay), y otra izquierda -"internacionalista"- que quiere imponer el fracaso ya comprobado de sistemas perimidos (la Argentina de los K), donde algunos vivos se enriquecen de la noche a la mañana mientras los perejiles que trabajan y sostienen el sistema van cayendo cada vez más abajo en la escala socio-económica.

Cristina Fernández cerró su participación en Brasil denostando a USA, sin lo cual no se preciaría de ser "progre", con las mismas frases incoherentes e insustanciales a que nos tiene acostumbrados. Anunció que visitará Cuba en enero, calculamos que para darse un chapuzón en Varadero. (¿Qué más puede hacer esta señora con escaso cerebro, nula responsabilidad y ética ausente?). Se abrazó con Raúl Castro, Correa, Chávez… Lo más granado de la antidemocracia, aunque por la democracia y los derechos humanos se rasgue las vestiduras permanentemente.

Regresó al país para inaugurar, o reinaugurar alguna alcantarilla. Todo es válido para que su marido le conceda un atril y una "claque" (audiencia paga) que la contempla arrobada y luego la aplaude, sin importar el dislate que pronuncie. Eso constituye su alimento diario. Ahora el precio de las heladeras es cuestión de estado. Del estado argentino, que abusará de los fondos expropiados a los jubilados para sostenerse en el poder por tres años más.

Volvió para vomitar su ideología resentida y parlotear alguna incongruencia en la ESMA, hoy sustraída a sus legítimos propietarios y entregada a una organización delictiva que goza de las preferencias presidenciales. Allí trató de vergonzoso a un supuesto fallo de la justicia que dejaría libres a “represores”. Ninguno de ellos recuperará la libertad ni cinco minutos, pero esto pone de manifiesto cómo el poder ejecutivo se da el lujo de aporrear indecentemente a otro poder de la Nación, dejando en claro que para nuestra primera magistrada la justicia sirve cuando falla lo que ella quiere, sino no es justicia. Es obvio que la presidentA tiene a nuestras leyes -que establecen que nadie puede estar detenido preventivamente más de dos años sin juicio- en forma de rollos intercambiables en los retretes de la Casa Rosada y de Olivos.

La ley de blanqueo y repatriación de capitales, que fuera aprobada ayer en el Congreso e implica lisa y llanamente transformar al país en un paraíso fiscal para delincuentes, lavadores de dinero y narcotraficantes, salía simultáneamente en tiempo record de la escribanía nacional. Perdón, del congreso nacional. Entre las heladeras y los derechos humanos (para algunos argentinos congelados para siempre en el freezer de Cristina), ayer se montó un show especial, una verdadera cortina de humo ante lo que realmente estaba pasando.

Por suerte, los verdaderos "socialistas" de América Latina, los presidentes progresistas Lula, Bachelet y Tabaré, se alejan a considerable velocidad de los Kirchner, a quienes veremos en algún futuro -a no dudarlo- donde deben estar: en el abismo insondable de la ira y el repudio popular.

Raquel E. Consigli
Horacio Martínez Paz
OBRAS SOCIALES SINDICALES

Los medios informan: el Banco Mundial otorgó un préstamo a la Nación de 285 millones de dólares que al valor actual representan 970 millones de pesos, para sanear y modernizar las obras sociales sindicales.

Se denunció el desvío de fondos por los sindicatos con contrataciones a empresas fantasmas. En la causa están involucrados el Ministro de Trabajo, el Superintendente de Servicios de Salud y centenares de dirigentes de los gremios bancario, mercantil, construcción, petrolero, Obras Sanitarias, rural, telefónico, gastronómico y correos.

Estando en investigación, la Cámara de Casación sentenció que la causa estaba prescripta quedando impunes los delitos que se hubieran cometido. Con resquicios legales o argucias procesales, este grave caso muestra el desamparo institucional en que vivimos. El pueblo está indefenso y desamparado ante los abusos y la corrupción.

La AFIP debe inspeccionar la defraudación fiscal y el patrimonio de los involucrados y el Congreso, representante del pueblo, disponer la INVESTIGACIÓN de los hechos, los delitos y los culpables, denunciarlos públicamente e impedir que sigan en cargos sindicales.

La AFIP y el Congreso no pueden ser encubridores de delitos destructores de valores éticos sociales y cargar al pueblo con el pago para devolver el préstamo.

Dr. Marcelo Castro Corbat
segundarepublica@fibertel.com.ar

16 dic. 2008

LA CAÍDA DE LA PRESIDENTA

El gobierno de la Nación se le está escapando de las manos a
la Presidenta, por el empobrecimiento ciudadano, desocupación,
conflictos laborales, caída de credibilidad, violación de derechos,
desasosiego e irritación sociales.

Muchos creen que la situación no da para más y que hay
que destituir a la Presidenta para evitar males
mayores.

Es un grueso error y políticamente fatal para reordenar el país.
Quien tome el gobierno generará esperanzas de mejoras
rápidas, pero tendrá que afrontar las consecuencias del desgobierno
actual, los problemas sociales y económicos propios del país y el impacto
de la crisis mundial. La esperanza se convertirá en desilusión y el ataque
de los desplazados, con la fuerza de choque de la corporación sindical,
será implacable.

Lo grave es que los que proponen el cambio carecen de una
propuesta de solución de los problemas nacionales. Estos no se
resuelven con cambiar hombres o con medidas voluntaristas. Debe
redactarse el "mensaje" precisando los caminos que den esperanzas a
una ciudadanía descreída, para que acepte el tiempo y los costos que
requiere la recuperación.

La Presidenta se irá cuando termine su mandato o cuando pida
un café y el mayordomo le diga que no se lo sirve. Urge acordar el
"mensaje" a la Nación.

Dr. Marcelo Castro Corbat
segundarepublica@fibertel.com.ar

15 dic. 2008

LA NACIÓN, 15/12/08 - Cartas de Lectores

No es broma

Se­ñor Di­rec­tor:
"Leí en varios medios que el Indec estima que una familia tipo (matrimonio y dos hijos) necesita la suma de 978 pesos para satisfacer las necesidades básicas de alimentos, transporte, vestimenta, educación, salud, etcétera. Esto es, que con ocho pesos por persona y por día se puede viajar, ir a trabajar o estudiar, alimentarse, vestirse etcétera. Pensé que era una broma, pero luego confirmé que ésos son los números reales que publica el Indec( www.indec.gov.ar ).

"A 25 años del retorno de la democracia, pienso que la Nación argentina tiene una enorme deuda interna con sus sufridos habitantes y que el índice de pobreza que padece nuestro querido país, en orden a lo intelectual, a la honestidad y a la capacidad de la mayor parte de la clase dirigente, es aún más preocupante que cualquier otra pobreza; por esto urge revertir y renovar esta clase dirigente."

Miguel A. Pombo
DNI 14.486.264


Democracia

Se­ñor Di­rec­tor:
"Debemos sólo recordar que estamos en democracia desde hace 25 años. Tenemos fallas de origen que impidieron e impiden vivir en una democracia republicana real. Las fallas de origen surgen de la insuficiente autocrítica de la sociedad sobre la transición e ingreso en el sistema.
"No es cierto que las Fuerzas Armadas fueron las únicas responsables de nuestros graves desencuentros.

Sin entrar en polémicas, sólo basta recordar que durante el último gobierno militar, había en el país más de 250 intendentes de los partidos justicialista, radical, socialista.
"Ahí nace el «yo no fui, fueron los otros»; ahí nace la cultura de la irresponsabilidad y de la impunidad.

"Ahí nace el vale todo, decretos de necesidad y urgencia, avasallamiento entre los poderes del Estado, cambiando leyes que no se respetan. Es un vale todo; sálvese el que pueda.
"Está roto el principio de autoridad, no nos respetamos a nosotros mismos. La crisis de valores que debemos reconstruir se debe hacer desde el respeto, el compromiso, porque con esta democracia no se educa ni se cura ni se come.

"De nosotros depende."

Luis Gradín
DNI 4.410.969


Desconocimiento

Se­ñor Di­rec­tor:
"La Presidenta, con buena oratoria, discurre sobre diversos temas que, generalmente, desconoce. Desconoce botánica, terapéutica vegetal, disherbología, nutrición animal y humana cuando llama a la soja «yuyo». Desconoce geografía argentina cuando se refiere a la ruta 9 y a la laguna La Picasa. Desconoce economía de empresa cuando afirma que las empresas agropecuarias no asumen riesgos. La asunción de riesgos está implícita en toda empresa. Y la agropecuaria, además de aquellas de mercado y de macroeconomía nacional e internacional, asume los climáticos y los de precios, que no fija, sino que toma.

"También desconoce sobre economía mundial cuando se solaza con el «derrumbe de la burbuja que no nos va a afectar». Como dijo el rabino Bergman: «Es cierto, no necesitamos un plan B, necesitamos al menos un plan». Finalmente, desconoce la historia nacional. Afirma, al recordar los luctuosos bombardeos del 16 de junio de 1955, que «era la primera vez que ciudadanos argentinos eran atacados por aviones debido a sentimientos políticos».

Desconoce que, como derivación del golpe del 6 de septiembre de 1930, hubo una insurrección en el Litoral en 1932, que fue reprimida en los montes por siete aviones, como se ve en «Historia Argentina», de Roberto Palacio; en «Todo es Historia», año l974, y en «Barón Biza. El Secreto Mejor Guardado de la Historia Argentina», de Cristian Ferrer."

Ing. Agr. A. Arnoldo Bischoff
Libertad 384
Isla Verde (Córdoba)

9 dic. 2008

RAREZAS EN EL MUNDO KK

Kirchner sufrió la inseguridad: asaltaron a su contador - Política - Perfil.com
URUGUAY NOS MUESTRA EL CAMINO - LA SENSATEZ DE TABARÉ

http://www.infobae.com/contenidos/419759-100884-0-Uruguay-recorta-los-viajes-oficiales-2009-mitigar-efectos-la-crisis

Uruguay recorta los viajes oficiales en 2009 para mitigar efectos de la crisis

El ministro Álvaro García le comunicó hoy a los ministros la decisión de Tabaré Vázquez de profundizar el plan de austeridad.

El Gobierno uruguayo decidió recortar los viajes oficiales en el año 2009, como una forma de mitigar los efectos de la crisis financiera internacional que se espera lleguen al país, confirmaron fuentes oficiales.

El ministro de Economía y Finanzas, Álvaro García, comunicó el lunes al Consejo de Ministros la decisión previamente acordada con el mandatario Tabaré Vázquez, señalaron fuentes de la Presidencia.

La semana anterior, García anunció públicamente una "reorganización" del gasto público para el próximo año, aunque no dio detalles sobre cómo se implementarían los cambios.El Gobierno plantea recortar en un 5% el gasto público y modificar el destino de esos recursos para impulsar proyectos oficiales que tengan impacto social y en la posible creación de puestos de trabajo.

Los viajes de los ministros al exterior se mantendrán, pero se eliminarán los traslados de funcionarios para capacitación, participación en seminarios o similares, agregaron los informantes.

El Ministerio de Economía aspira, además, a que las oficinas públicas reduzcan el próximo año los gastos en electricidad, agua potable y comunicaciones telefónicas.

García destacó en varias oportunidades que Uruguay "está bien posicionado y firme" para enfrentar los efectos de la crisis financiera internacional, aunque reconoció que "sin duda traerá aparejada una recesión internacional".

El Gobierno estima que los precios internacionales de algunas materias primas que exporta Uruguay pueden caer hasta un 30% y se proyecta un aumento del desempleo por el cierre parcial de empresas, industrias y fábricas debido a la menor demanda.

Fuente: EFE

5 dic. 2008

SABIDURÍA DE SENSATOS COMUNISTAS

Deng Xiaoping, vicepresidente de China, decía a asistentes del XXI Congreso del Partido Comunista: "nunca me convencerán que es mejor ser pobre que rico" y "crecer rico es magnífico". En relación con la inversión privada o pública decía: "no importa si el gato es negro o blanco, sino que cace ratones".

Promovió la inversión privada nacional, atrajo la extranjera, las liberó de controles, reintrodujo el beneficio como principio básico de la vida económica, se incorporó al Fondo Monetario Internacional, al Banco Mundial, a la OMC y estrechó relaciones con Estados Unidos y Japón. El resultado fue el desarrollo económico, sacando de la miseria a trescientos millones de chinos que se sumaron a la clase media. El motor fue la inversión privada.

El genocida comunista Fidel Castro mantiene en la miseria a su pueblo, el payaso Chávez, "socialista del siglo XXI", lleva al pueblo a la indigencia, lo que parece repetirse con otros presidentes latinoamericanos.En Argentina el gobierno, ineficiente y corrupto, crea empresas estatales y estatiza privadas; invierte irracionalmente; espanta la inversión extranjera; intimida la empresa nacional; considera que el beneficio es perverso; combate al FMI y a Estados Unidos aliándose con filo dictadores mundialmente desprestigiados; viola derechos, etc.

El resultado será pobreza y miseria. Sin inversión privada productiva y social no hay prosperidad.

Dr. Marcelo Castro Corbat
segundarepublica@fibertel.com.ar

3 dic. 2008

TODAS LAS MUJERES DE LA PRESIDENTA

Desde que vislumbraron la posibilidad de entronar en la primera magistratura del país al componente femenino del matrimonio, los Kirchner se dedicaron con ahínco a poner en marcha la primera parte del plan feminista: “instalar” la figura de Cristina Fernández en aquellos países con candidatas a la presidencia, a fin de que fueran familiarizándose con quien -con la seguridad de los millonarios aportes de campaña- ocuparía eventualmente la presidencia de la Nación. De esta forma se adelantarían a los supuestos triunfos de mujeres famosas en el mundo, presagiando de antemano su victoria en las urnas y asegurándose un lugar de preferencia en sus futuros gobiernos.

Es así que Fernández desembarcó en Estados Unidos y Francia con frondosas comitivas, lujosos vestuarios y pesados equipos de comunicación y protocolo, fotografiándose con gran pompa con Hillary Clinton y Segolène Royal, a quienes les manifestó que el siglo XXI sería “el siglo de las mujeres”.

Olvidando que en el primer mundo hay, en general, elecciones sin fraude, Cristina Fernández debió resignarse a que sus aspirantes al “codeo” presidencial fueran derrotadas en las urnas por sus contrincantes masculinos, en el caso de Hillary, en las internas de su propio partido, aunque el primer presidente negro en la Casa Blanca le ofreció el cargo más alto.

Sin embargo, una vez logrado el objetivo de acceder a la primera magistratura del país -para lo cual los Kirchner no tuvieron ningún empacho en echar mano a cuanto recurso financiero oscuro los catapultara al triunfo (petrodólares chavistas en valija a domicilio, generosas “contribuciones” de laboratorios y farmacias de dudoso origen, y un largo etcétera)- la presidenta electa no demoró en imponer al país su modelo “femenino”, acuñando el término “presidenta”, inexistente en el léxico castellano y en nuestra Constitución, para autodesignarse. Acto seguido, hizo buscar dentro de las fuerzas armadas a las tres mujeres que pudieran convertirse en sus “edecanas”, quienes se vieron prácticamente obligadas a aceptar los caprichos de la ex primera dama y a sufrir a partir de ese momento los plantones y ridículos a los que se han visto sometidas desde hace un año. Todo por un "compromiso de género", concepto no aplicable a los seres vivos que nacen de un sexo u otro. Hasta los insectos. Género, según aprendimos en nuestras escuelas, sirve para poner un artículo masculino o femenino a las cosas, y varía de acuerdo al idioma, incluyendo ejemplos en dónde no se "discrimina" como el inglés.

El tercer paso fue rodearse de mujeres secretarias y ministras, contando para ello con la incondicional “ayudita” de su cuñada Alicia, a quien mantuvo en el cargo para el que la había designado su marido. A ella se sumaron la hoy caída en desgracia Secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, heredada de la administración de su marido, y Graciela Ocaña, también colocada en un ministerio “social”.

Pero las más emblemáticas mujeres son aquellas designadas por CFK para ocupar cargos de real envergadura: Beatriz Nofal, en la Secretaría de Inversiones, Débora Giorgi, en el flamante Ministerio de la Producción, y la ex terrorista Nilda Garré en el tradicionalmente masculino Ministerio de Defensa, dispuesta a dejar tabla rasa entre sus eventuales subordinados.

Lo que tienen en común las mujeres de la presidenta es su estilo pseudojuvenil, en el que se destaca la larga cabellera de todas (salvo Garré), aunque su forma de vestir varía del “negligé” absoluto de Picolotti (muy al tono con su gestión), Ocaña y Alicia K., hasta el “pasarela” de Nofal, Giorgi y, sin dudarlo, la propia Cristina a quien los diseñadores locales han bautizado como una irremediable "fashion victim”. Un comentario sobre Beatriz Nofal: radical desde la cuna, pero inteligente y preparada, a pesar de haber cedido ante las musas del poder.

De todas estas mujeres, la ministra de Defensa aparece como la más enigmática de todas, con melena y estilo a contrapelo de las demás, en un confuso “término medio”, discurso elemental y ambiciones y resentimientos propios. La “comandante Teresa”, como se la recuerda en los ambientes de su juventud militante guerrillera, hace gala de un valor “masculino” que la lleva a declarar en público que no sabe lo que es un FAL o a enviar delegaciones militares a entrenamientos en el extranjero sin el correspondiente instrumental, para que quede claro que la que manda es ella, y que los militares en Argentina están absolutamente sometidos a las polleras de Cristina y a la suya.

Días atrás, la ministra aumentó la apuesta y se atrevió todavía a más: hizo publicar en un matutino de tirada nacional una nota con su firma en la que incursiona por la “filosofía” geopolítica, afirmando con gran desparpajo, pese a su pasado, que América del Sur debe convertirse en una “zona de paz”. Lo que mueve a risa en el escrito, sin embargo, es la elementariedad de los conceptos vertidos, que parecen elaborados a partir de una tablita fija de términos intercambiables, ya que se repiten varias veces ciertas palabras como “integración”, “consenso”, “cooperación regional”, en un contexto vacío de contenido y en cambio saturado de ambigüedades y naderías.

A pesar de su empeño, la presidenta (con “a” final, estimados compatriotas), no parece habernos convencido de que sus elecciones en la tribuna femenina sean las acertadas. En la Secretaría de Inversiones, nadie sabe a ciencia cierta a qué se dedica su atractiva titular, en el ministerio de Defensa se sabe casi con certeza a qué se dedica Garré, y en el de la Producción deberemos contentarnos, por el momento, a desear lo mejor para el país, aunque ello implique vivir tocando madera o con los dedos cruzados.

Raquel E. Consigli
Horacio Martínez Paz

2 dic. 2008

CARTA EN LA NACIÓN, 2/12/08

Había que matar

Se­ñor Di­rec­tor:

"Con el objeto de tomar una actitud proactiva como ciudadana argentina, me acerqué a la carpa docente para dialogar sobre algo que nunca escucho en cuanta protesta hay: nuestros haberes jubilatorios.

"Soy una docente jubilada, con 37 años de servicio, y mensualmente cobro una magra suma, cercana a la que reciben quienes no hicieron ningún aporte, es decir, la famosa jubilación de amas de casa.

"Me dirigí hacia un delegado de la UTE para acercarle mi inquietud, y fue entonces cuando me di cuenta de que me rodeaba un conjunto de banderas del Che Guevara en la protesta docente. Dejando de lado mi reclamo por unos instantes, le pregunté cómo era posible que existieran en ese ámbito banderas de una persona que había matado a tanta gente; entonces me contestó: «El Che mató a los que había que matar?».

"Descompuesta ante semejante afirmación, me pregunto si el Che Guevara era un dios con el poder de decidir quién vive y quién no, y también si es con ese «modelo» y esa ideología del odio y del enfrentamiento con la que algunos docentes educan a nuestros hijos y nietos. Qué peligro y qué tristeza."

María Florencia Dalla Lasta
DNI 3.332.298