5 dic. 2008

SABIDURÍA DE SENSATOS COMUNISTAS

Deng Xiaoping, vicepresidente de China, decía a asistentes del XXI Congreso del Partido Comunista: "nunca me convencerán que es mejor ser pobre que rico" y "crecer rico es magnífico". En relación con la inversión privada o pública decía: "no importa si el gato es negro o blanco, sino que cace ratones".

Promovió la inversión privada nacional, atrajo la extranjera, las liberó de controles, reintrodujo el beneficio como principio básico de la vida económica, se incorporó al Fondo Monetario Internacional, al Banco Mundial, a la OMC y estrechó relaciones con Estados Unidos y Japón. El resultado fue el desarrollo económico, sacando de la miseria a trescientos millones de chinos que se sumaron a la clase media. El motor fue la inversión privada.

El genocida comunista Fidel Castro mantiene en la miseria a su pueblo, el payaso Chávez, "socialista del siglo XXI", lleva al pueblo a la indigencia, lo que parece repetirse con otros presidentes latinoamericanos.En Argentina el gobierno, ineficiente y corrupto, crea empresas estatales y estatiza privadas; invierte irracionalmente; espanta la inversión extranjera; intimida la empresa nacional; considera que el beneficio es perverso; combate al FMI y a Estados Unidos aliándose con filo dictadores mundialmente desprestigiados; viola derechos, etc.

El resultado será pobreza y miseria. Sin inversión privada productiva y social no hay prosperidad.

Dr. Marcelo Castro Corbat
segundarepublica@fibertel.com.ar