2 dic. 2008

CARTA EN LA NACIÓN, 2/12/08

Había que matar

Se­ñor Di­rec­tor:

"Con el objeto de tomar una actitud proactiva como ciudadana argentina, me acerqué a la carpa docente para dialogar sobre algo que nunca escucho en cuanta protesta hay: nuestros haberes jubilatorios.

"Soy una docente jubilada, con 37 años de servicio, y mensualmente cobro una magra suma, cercana a la que reciben quienes no hicieron ningún aporte, es decir, la famosa jubilación de amas de casa.

"Me dirigí hacia un delegado de la UTE para acercarle mi inquietud, y fue entonces cuando me di cuenta de que me rodeaba un conjunto de banderas del Che Guevara en la protesta docente. Dejando de lado mi reclamo por unos instantes, le pregunté cómo era posible que existieran en ese ámbito banderas de una persona que había matado a tanta gente; entonces me contestó: «El Che mató a los que había que matar?».

"Descompuesta ante semejante afirmación, me pregunto si el Che Guevara era un dios con el poder de decidir quién vive y quién no, y también si es con ese «modelo» y esa ideología del odio y del enfrentamiento con la que algunos docentes educan a nuestros hijos y nietos. Qué peligro y qué tristeza."

María Florencia Dalla Lasta
DNI 3.332.298