5 sep. 2008

La Justicia investigará cómo los Kirchner hicieron su fortuna

El fiscal Federico Delgado buscará determinar si existen irregularidades en la adquisición del patrimonio, que asciende a U$S 6 millones, según la declaración jurada publicada en julio. También investigarán al ministro Julio De Vido, y al secretario de Transporte Ricardo Jaime


El millonario patrimonio acumulado por Néstor y Cristina Kirchner volverá a ser objeto de investigación para la Justicia. El fiscal Federico Delgado impulsó una investigación para determinar irregularidades en la adquisición de esa fortuna, denunciada por el abogado penalista Ricardo Monner Sans, a raíz de una nota publicada el 27 de julio en Crítica de la Argentina.

En ese artículo, Jorge Lanata había denunciado que no “cerraban” las fortunas de los funcionarios más poderosos de los gobiernos de Cristina y Néstor Kichner, entre ellos, el secretario de Transporte Ricardo Jaime y el ministro de Planificación Julio De Vido.

"Cuando Néstor asumió en 2003, su patrimonio neto era de $6.732.016, hoy aumentó un 164%, es de $ 17.824.941. La pareja presidencial tiene 41 propiedades: 19 casas, 14 departamentos, seis terrenos y dos locales, la mayoría en Río Gallegos, una casona y tierras en El Calafate y dos pisos en Buenos Aires.
Los ingresos del matrimonio fueron, el año pasado, de $7.027.806 (585.650 pesos por mes)", se explicó en la nota elaborada con información de la Oficina Anticorrupción, organismo también denunciado por Monner Sans.

De esta manera, el juzgado Nº3 de Daniel Rafecas quedó habilitado para investigar al matrimonio Kirchner, en tanto los patrimonio de Jaime y De Vido recayeron en otro juzgado luego de que la causa con todas las denuncias quedara dividida en varias partes.

El miércoles 27, Delgado consideró que había elementos para investigar y le pidió al juez Daniel Rafecas que abriera estas seis investigaciones sobre el patrimonio de los Kirchner y de cinco funcionarios de confianza.

En el requerimiento de instrucción, al que accedió este diario, separa de la nota publicada los casos que considera en que podría haberse cometido el delito de enriquecimiento ilícito y le pide a Rafecas que “se reserve la instrucción del hecho más importante y remita a sorteo individualmente al resto”.

El juez se quedó entonces con la causa sobre el matrimonio presidencial y denunció a todos los demás funcionarios. Así, desde el viernes quedaron distribuidas entre los jueces Octavio Aráoz de Lamadrid, Rodolfo Canicoba Corral y Norberto Oyarbide las investigaciones sobre el ministro de Planificación y su esposa, el secretario de Obras Públicas, el secretario de Medios, el secretario de Comercio Interior y el secretario de Transporte.

En el caso de De Vido y su mujer, Lali Minicelli, el fiscal pide detalles sobre la casona color terracota de más de 300 metros cuadrados que se compraron el año pasado en el club de chacras Puerto Panal, en Zárate. Una inmobiliaria que vende casas en el lugar la cotizó en $2.287.500.

Además, los De Vido tienen otro dato curioso: alquilan un departamento en el piso décimo de Libertador 2277 –320 metros cuadrados, dos cocheras, living comedor, cuatro dormitorios con sus baños y un balcón con pajarera y sus pajaritos– que les consume todo su sueldo. Sin contar las expensas, el mercado cotiza ese departamento a U$S3.000 por mes. Una cifra similar al salario que percibe como ministro.

En el caso de Jaime, al fiscal le llamó la atención que su patrimonio se haya achicado desde que llegó a la Capital a pesar de que vive en un semipiso de Libertador y Cerrito. Su alquiler también le sale más plata que el sueldo. Ni hablar de las expensas, que le cuestan $1.552 todos los meses, ni de los viajes en jets privados que pertenecen a empresas concesionarias y que también investiga el fiscal Nacional de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido.

Sobre Moreno se preguntan por qué no declaró la consultora AFFA S.A. que figura registrada a su nombre en el Boletín Oficial. Mientras que López, el de Obras Públicas, es un ejemplo de movimiento social ascendente: llegó de Santa Cruz sin ningún ahorro y ya tiene más de 300 mil pesos en su cuenta. Además, su patrimonio se cuadriplicó durante la era K.

Albistur tiene un frondoso conglomerado de empresas de las que cedió el manejo a su familia. El crecimiento de su patrimonio también será investigado. En su pedido, el fiscal quiere saber también si hubo falta de acción de la Oficina Anticorrupción (OA), el organismo encargado de reunir y analizar las declaraciones juradas. A pesar de que su objetivo inicial es ser denunciante, la OA figura en todas estas causas como denunciado.

Antecedente

Hace apenas dos meses la Justicia federal archivó una causa por el presunto enriquecimiento ilícito del matrimonio presidencial. Entonces, la Cámara Federal porteña avaló la decisión del juez Rodolfo Canicoba Corral –quien tenía a su cargo el expediente– pero advirtió que podría reabrirse si aparecen nuevas pruebas por enriquecimiento ilícito. Si éste es el caso o no, se sabrá durante el proceso de investigación que acaba de comenzar el juez Daniel Rafecas.

La causa anterior, que también se había iniciado por una denuncia de Ricardo Monner Sans, se archivó por “inexistencia de delito”, según la opinión de Canicoba y del fiscal Eduardo Taiano. Dijeron que el aumento patrimonial había existido “pero fue debidamente declarado en cada ejercicio fiscal y se corresponde con nuevas inversiones realizadas por la pareja”.

El fiscal no consideró que haya indicios suficientes para incluir en esa acción a los ministros de Desarrollo Social, Alicia Kichner; de Economía, Carlos Fernández, y de Justicia, Aníbal Fernández.

Fuente: Critica de la Argentina