26 sep. 2008

LA CRISIS DE LOS MERCADOS

El capitalismo es un sistema eficiente de producción de los bienes y servicios que necesita la sociedad. Puede cumplir su cometido si dispone de capitales para invertir en la producción. El mejoramiento de los ingresos de la población de los países más avanzados, ha creado una masa de ahorro de personas y empresas que buscan oportunidades de inversión no sólo en la producción, sino también para obtener rentas o ganancias.

Es la globalización financiera, cuyos montos operados diariamente son siderales. La economía tiene un equilibrio inestable. Las decisiones de la sociedad son incontrolables, generan deformaciones y producen ciclos de euforia, llamadas burbujas, que terminan en crisis, llamadas depresiones, hasta que se restaura el equilibrio. Son las especulaciones: inmobiliaria e hipotecaria, del petróleo, de las materias primas, los alimentos, las operaciones a futuro, que se retroalimentan hasta la caída, que también se retroalimenta.

No se acabó el mundo, porque reaparecerá un nuevo equilibrio del sistema, aunque muchos quedarán mal heridos, tanto culpables insensatos como inocentes. Los gobiernos buscan paliar el impacto social de la coyuntura, pero no hay una solución mágica, ni ortodoxa ni heterodoxa. El tiempo volverá las aguas a su nivel.

El capitalismo superará la crisis y seguirá su rumbo. Tratará de evitar que se repita la actual crisis, pero aparecerán otras hoy impensadas.

Dr. Marcelo Castro Corbat
segundarepublica@fibertel.com.ar