4 sep. 2008

En Diario Perfil, 4/09/08

SIN PIEDAD

"Financial Times" y "The Economist" ningunearon la decisión de Cristina de pagarle al Club de París

Dos de los medios económicos más respetados del mundo realizaron un análisis crítico de la medida. ¿Por qué no tranquiliza a los inversores?

Las repercusiones de la decisión del Gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de cancelar mediante reservas del Banco Central la deuda con el Club de París llegaron a los medios económicos más prestigiosos en el mundo de los mercados. Tanto el semanario The Economist como el diario Financial Times realizaron una crítica sin piedad a la medida argumentando que de ninguna manera calma los nervios que se palpan en el planeta financiero.

Bajo el título "Satisfaciendo a los acreedores", The Economist asegura en su edición impresa que la cancelación de la deuda "no será suficiente como para restaurar la confianza de los mercados en su Gobierno" y le achaca que el mecanismo elegido para cumplir con esas obligación (pagar en efectivo con reservas del Banco Central) refuerza "las crecientes preocupaciones sobre el manejo de la economía argentina".

Nobleza obliga, el semanario, que mantuvo una posición muy crítica al kirchnerismo durante los 130 días de conflicto con el campo, aclara que "la Sra. Fernández no creó la mayoría de estos problemas", sino que son producto de la herencia de su antecesor y marido: "El Sr. Kirchner le dejo una economía sobrecalentada tras cuatro años de politicas populistas de crecimiento-a-cualquier-costo", lanza la revista.

"Los mercados continúan nerviosos -afirma The Economist- porque las obligaciones impagas con el club de París eran, de hecho, las que menos los preocupaban" y añade que "el país continúa negándose a negociar con los bonistas privados" y mantienen los "estrictos controles de precios", al tiempo que no cesa de entregar "pródigos subsidios a la energía y transporte". En medio de tantas críticas también se suma la situación del Indec. El país "sufre una falta de confianza, debido a las mentiras sobre el índice de inflación", concluye el medio económico.

En esa misma tónica, el diario Financial Times, una referencia fija a la hora de tomar el pulso de los mercados, asegura que más allá del pago al Club de París, "los inversores se han vuelto a preocupar por su rechazo para abordar problemas, como la universal falta de confianza en la inflación oficial, y temen que pueda trabar la capacidad de responder a las obligaciones financieras en 2009".

"Es un paso bienvenido para terminar su aislamiento financieron internacional, pero nada hace para acercar el retorno a los mercados globales de capital", sentencia el FT en sus páginas que de seguro causaran enojo, sino indignación, en los pasillos de la Casa Rosada.