18 abr. 2009

INVERTIR Y EXPORTAR

Para atravesar la crisis y asegurar un futuro de prosperidad, los
argentinos deben invertir para producir bienes y exportarlos.

La inversión en obra pública tiene un efecto transitorio si su
costo- beneficio no se traduce en mejoras económico-sociales en el
mediano y largo plazo. Las cuantiosas inversiones que requiere el país,
deben ser realizadas por el sector privado, que sabe cuales son las
necesidades, tiene la capacidad técnica y la voluntad para cubrirlas.

Además, tendrán un efecto social inmediato y la mejora perdurará en el
futuro. El Estado debe disponer que las inversiones del sector privado
sean computadas como pago a cuenta del impuesto a las ganancias y
de los que impiden su capitalización e inversión.

La población de Argentina es de 40 millones de habitantes,
compuesta de una gran mayoría de indigentes, pobres y clase media
empobrecida, de bajo poder adquisitivo. Sus habitantes no prosperarán
con ese reducido mercado interno.

En el mundo hay 2.500 millones de personas, potenciales consumidoras
de nuestros productos. Si Argentina duplica sus actuales exportaciones
(objetivo modesto), se transformará en una colmena productora
de riqueza y de mejora social.

Deben eliminarse las trabas a la exportación.
Los argentinos pueden hacerlo. Es el único camino para
superar la crisis, crear riqueza distribuyéndola en toda la población y
asegurar el futuro.

Dr. Marcelo Castro Corbat
segundarepublica@fibertel.com.ar