8 nov. 2009

06/11/2009 12:23

http://www.noraginzburg.com.ar/

http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=131776&cHash=29d5188af7

ADN compulsivo:
El día cuando una diputada se enfrentó a Estela Carlotto y la llamó "fascista"

La legisladora Nora Ginzburg (Ciudad de Buenos Aires-Frente por los Derechos Humanos) expresó en el recinto de la Cámara baja su opinión acerca de las organizaciones de derechos humanos, y ella fue repudiada por militantes de esas ONGs que se encontraban en las galerías. Por ejemplo la presidente de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto. Aqui la versión textual del polémico enfrentamiento.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Tras un largo debate, la Cámara baja aprobó el proyecto del Poder Ejecutivo para reglamentar los métodos de obtención del ADN compulsivo para encontrar a los hijos de desaparecidos.

En la discusión en el recinto se vivieron momentos tensos. L a diputada más repudiada por las organizaciones presentes fue la ex macrista Nora Ginzburg, quien disparó: “Las víctimas no tienen más derecho por el solo hecho de ser víctimas ni de abusarse de su condición de tales convirtiéndose en victimarios”. Esto generó la reacción de Abuelas de Plaza de Mayo y su titular Estela Carlotto que le pedía que se callara la boca y respetara a las víctimas de la dictadura."
A continuación la Versión Taquigráfica

"(...) Sr. Presidente (Fellner): -Tiene la palabra la señora diputada por la Capital.
Sra. Ginzburg: -Señor presidente: verdaderamente esta es para mí una jornada triste porque, como siempre, escucho las opiniones de absolutistas e iluminados, como si las víctimas tuviéramos todas que pensar igual, como si ser fascista fuera únicamente ser admirador de Mussolini o como si el fascismo fuera únicamente patrimonio de él. No nos olvidemos que Mussolini surgió de un partido socialista.

Me emocionó mucho escuchar a Norma Morandini, porque mis abuelos fueron muertos por los nazis y, por esas cosas de que no todas las víctimas pensamos igual, hace dos años mi sobrino fue a Bialystok a traer la lista de todos mis parientes muertos. Yo no quiero hacer lo mismo, yo no quise ir a Auschwitz, de la misma manera que la señora diputada Morandini no quiso ir a la ESMA. No nos pueden decir que todas las víctimas tenemos que pensar y sentir igual y que si lo hacemos somos menos solidarias.

Yo he dicho que en Alemania hubo seiscientos mil colaboracionistas. Acá se habló de autoridad. Yo no me prestaría a que se someta al último guardián de un campo de concentración a un juicio porque quiero que los alemanes vivan. No me sirve ya eso. No creo que eso sea justicia. Si quisiera hacer eso sentiría que estaría tomando venganza.
Se ha dicho en este debate que nos hemos comprometido ante la Corte Interamericana a averiguar la verdad. Estoy de acuerdo, pero no con estos métodos. No surge de ningún lugar que estos métodos se pueden utilizar.

En relación con la Corte Interamericana, es aplicable el Pacto de San José de Costa Rica, que en su artículo 5º sostiene que toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral. En el artículo 11, punto 1, expresa que toda persona tiene derecho al reconocimiento de su dignidad, y en el punto 2 que nadie puede ser objeto de injerencias abusivas en su vida privada y tampoco en su domicilio.

Yo estoy segura de que la Corte Interamericana no va a estar de acuerdo con esta ley. Cuando la diputada Gil Lozano narraba la forma compulsiva en que se obtenía la muestra de ADN me hizo rememorar las audiencias de la Cámara Federal que juzgó a las juntas, cuando las víctimas contaban a lo que habían sido sometidas. Se están utilizando los mismos procedimientos.
- Manifestaciones en las galerías.

Sra. Ginzburg: -Exactamente, no voy a ser complaciente: califico a este procedimiento de aberrante y fascista.

Durante cuatro años vengo escuchando en esta Cámara que aquéllos que nos preocupábamos por las víctimas éramos fascistas y de derecha. Una persona no puede pedir a un imputado por la violación y muerte de su hija que se le haga un estudio de ADN. Más aún, el artículo 74 del Código de Procedimientos Penal impide que un imputado sea siquiera obligado a identificarse con huellas digitales. No se puede forzar a un imputado de un delito. ¿Cómo vamos a volver a victimizar a quien ya fue una víctima; con lo que debe haber sufrido en el vientre materno y de pequeño al ser arrebatada de sus padres? ¿O acaso no queda eso en la mente de una persona? ¿Ahora vamos a volver a victimizarla?

- Manifestaciones en las galerías.

Sra. Ginzburg: -Se ha establecido que el proceso para obtener la verdad jamás puede violar derechos personalísimos. Jamás se puede obligar a una persona, aunque sea el peor criminal, a violentar o humillar su dignidad personal. ¿Cómo entonces se va a hacer eso con una víctima?
Acá no hay derechos absolutos. Para mí el único derecho absoluto es el derecho a la vida y aquellos que pregonan el aborto ni siquiera lo consideran; los demás no son derechos absolutos y se ejercen en la medida del equilibrio de todos los derechos.

En el caso “Gualtieri Rugnone de Prieto, Emma Elidia y otros s/sustracción de menores de 10 años” nuestra Corte Suprema estableció la inviabilidad de la extracción de sangre compulsiva del adulto ex menor hijo de desaparecidos para constar su ADN, en el fallo que se resolvió el 11 de agosto de 2009.

No puedo entender que se humille a una persona que pasó por semejante situación. ¿Cómo se puede hablar con esa seguridad, como si fuera una ciencia, de qué es la identidad y si sufre una tragedia? Cada cual resuelve como quiere su tragedia.

- Manifestaciones en las galerías.

Sra. Ginzburg: -Nadie puede obligar a otro a resolver su identidad.
Cuando alguien dice…

- Manifestaciones en las galerías.

Diputada Ginzburg: -¿Cómo?
(N. de la R.: Allí es cuando Estela de Carlotto le solicitó que se callara la boca y respetara a las víctimas de la dictadura y que no entendía nada del tema).

Sr. Presidente (Fellner): -Continúe, señora diputada. Si vamos a empezar a discutir con la barra…

Sra. Ginzburg: -Está bien, pero esto es fascismo. Las víctimas no tienen más derecho por el solo hecho de ser víctimas.

- Manifestaciones en las galerías.

Sra. Ginzburg: -Las víctimas no tienen más derecho por el solo hecho de ser víctimas ni de abusarse de su condición de tales convirtiéndose en victimarios.
Cuando se dice que alguien es “nieto de”, no se puede interpretar que existe una relación de dominio o de pertenencia. El interés que una abuela siente por conocer si un sujeto es su nieto cae necesariamente ante la negativa del presunto nieto, único y real dueño de su persona a brindar esa información. Su derecho a la intimidad es de mayor jerarquía que el interés de su posible abuela en averiguar la existencia de un hipotético parentesco.

He conocido un caso, que no tuvo que ver con las aberraciones que narró la diputada Fernanda Gil Lozano, que vuelvo a decir que me recuerdan las aberraciones que escuché en el juicio a las Juntas. Se trataba de una persona adoptada que fue a un juzgado y el secretario le dijo: “Como usted sabrá, es adoptado”, y la persona le contestó: “No, no sabía”. No era hijo de desaparecidos. Ahora bien, ¿esos padres no tienen derecho a negarse a decirle a su hijo que es adoptado? ¿O van a venir con el fascismo a imponerle también cómo lo tienen que educar?

- Manifestaciones en las galerías.

Sr. Presidente (Fellner): -Por favor, las barras….
Continúe, señora diputada.

Sra. Ginzburg: -Yo siento que esto es una especie de venganza.

- Manifestaciones en las galerías.

Sra. Ginzburg: -Como no sos solidario con tus padres de origen, como no sos solidario con tu familia sanguínea, entonces te obligo a que sufras y te destruyo la vida.

- Manifestaciones en las galerías.

Sr. Presidente (Fellner): -Por favor...

Sra. Ginzburg: -Cada víctima cree que tiene el derecho de conocer su identidad, pero hay otras víctimas que no quieren ejercerlo. Me parece muy bien que algunas la hayan encontrado, pero también se debe respetar el derecho de aquellas víctimas que no quieren conocer su identidad.
La identidad no es sólo el nombre. Por el Congreso siempre circula la asociación ‘Quiénes Somos”, de Graciela Palma, que dice que hay tres millones de personas que no tienen identidad, que han sido el producto del tráfico de niños, que quieren averiguar y que no tienen acá la ayuda de nadie. La identidad no es sólo el nombre y el apellido. No tiene más identidad un hijo de sangre…

- Manifestaciones en las galerías. (...)".

Sra. Ginzburg.-…que un hijo adoptivo. La identidad son las vivencias que ha tenido esa persona, lo que siente, lo que quiere.

Manifestaciones en las galerías.
Algunos insultos para la diputada del Frente de los Derechos de los ciudadanos.

Sra. Ginzburg.- ¿Ve? Estos son fascistas.

- Manifestaciones en las galerías.

Sr. Presidente (Fellner): -Le ruego que redondee, señora diputada, para terminar el debate. Nosotros tenemos la responsabilidad…

Sra. Ginzburg: -Voy a concluir con dos afirmaciones. Muchos estuvimos a favor de la Revolución Francesa, pero eso no quiere decir que los crímenes de Robespierre hayan estado mejor. Y para finalizar voy a recordar la leyenda del rey Salomón.

- Manifestaciones en las galerías.

Sra. Ginzburg.- ¿Les va a pedir que me dejen hablar?

Sr. Presidente (Fellner): -Lo estoy intentando, señora diputada. Colaboremos entre todos.
Sra. Ginzburg: -Cuando dos madres fueron con un niño a ver al rey Salomón discutiendo y diciendo que ese era su hijo, el rey Salomón les dijo: “¿Saben lo que voy a hacer? Lo voy a partir al medio y le voy a dar la mitad a cada una.” La auténtica madre dijo: “No, por favor, déselo a ella.”
Creo que acá lo que importan son las víctimas. (...)".