17 nov. 2009

LA NACIÓN - 17/11/2009

Carta de lectores

Tristes conclusiones

Se­ñor Di­rec­tor:

"El excelente reportaje publicado en LA NACION que Ricardo Carpena le hizo a la presidenta Bachelet nos muestra las condiciones que debe reunir un verdadero estadista y, como ocurre con Lula, despierta en nosotros, los argentinos, una inevitable sensación de envidia.

"Pero pongámonos a imaginar, intentando con el juego de los opuestos o usando antónimos, cuáles serían las condiciones contrarias, o sea, las que definirían a un pésimo funcionario. Tomando, por ejemplo, las conclusiones que le permitieron a Carpena definir la personalidad de la presidenta de Chile, al calificarla de «inteligente, humilde y cálida», nos daría «ignorante, soberbia y agresiva».

"Tomo la noble frase con la que Michelle Bachelet -quien sufrió cárcel, torturas, exilio y la muerte de su padre en prisión- responde a la requisitoria del periodista a ese respecto, cuando dice: «Porque fui víctima del odio, consagré mi vida a erradicarlo». Siguiendo con el juego, nos daría: «Porque no fui víctima del odio, consagré mi vida a practicarlo». Este juego, que puede continuar, podría ser penoso, porque seguramente nos llevaría a extraer tristes conclusiones."

Ing. J. Rolando Sergi
DNI 4.152.026