27 sep. 2010

SENSACIÓN DE IMPUNIDAD

SENSACIÓN DE IMPUNIDAD

Todos los medios de comunicación han dado cuenta de la "salidera" que sufriera la intendente de Campana hace poco menos de un mes. Consignan que no fue en un banco, sino en un negocio de telefonía en el barrio porteño de Palermo y a plena luz del día, y que, además de sustraerle la cartera, la golpearon con violencia. Aunque no hizo público qué cantidad de dinero le robaron, es evidente que sintió en carne propia la "sensación" de inseguridad.

La señora Stella Maris Giroldi ganó las elecciones locales en 2007 en aquella ciudad del norte bonaerense por escasos tres puntos sobre su rival Carlos Cazador. Giroldi es ultra oficialista y contó con el apoyo del conocido "aparato" kirchnerista, que se maneja con prebendas y dádivas pagadas con los dineros públicos, por lo que su legitimidad es, al menos, dudosa.

Nos interesa aquí destacar dos cosas.

La intendente de Campana es la esposa de Jorge Varela, ex diputado y actual ministro de desarrollo humano de la provincia de Buenos Aires. Ella misma accede a la intendencia siendo diputada provincial.

Ya hemos escrito varios artículos sobre el nepotismo y el poder como bien ganancial que, aunque no es exclusivo de la era K, aumentó dentro de ella hasta la exageración. Parafraseando al químico francés Antonio Lavoisier, podría decirse que nunca como ahora, en política, se ha seguido con tanto celo la ley que lleva su nombre: "Nada se crea ni se destruye, sólo se transforma".

El segundo tema es que la señora Giroldi milita en el oficialismo más rancio. Aquel que niega la inseguridad. Aquel que nos dice que sólo tenemos una "sensación". Aquel que bloquea en el congreso nacional el tratamiento de una ley específica contra las "salideras", que mitigaría en algo la angustia de la ciudadanía atemorizada por la violencia cotidiana y la impunidad reinante.

Nos preguntamos qué piensa ahora la militante ultrakirchnerista.

Tal vez el "golpecito" que ha experimentado le hará cambiar de opinión:
ya no será una "impresión" sino un hecho comprobado que le hará dar,
como a sus pares K en la función pública, un giro hacia la racionalidad
y el apoyo a la ley que los argentinos necesitamos con extrema urgencia.

Raquel E. Consigli
Horacio Martínez Paz