14 dic. 2006


Carta publicada en La Voz del Interior el jueves 14 de diciembre de 2006


Causa asombro y desconcierto la carta del Sr. Guillermo Torrent, consejero estudiantil de la Facultad de Filosofía
y Humanidades de la UNC, publicada el martes 12 del corriente en ese matutino, ya que no se entiende cuáles son los reclamos que plantea.

El señor Torrent rechaza los objetivos de la decana de su propia facultad y candidata a rectora, Carolina Scotto, por considerar que no tienden a una "verdadera democratización" de la enseñanza universitaria, lo que deja en evidencia que el autor de la carta ignora lo que es una casa de altos estudios y los propósitos que persiguen las mejores universidades del mundo: excelencia académica, formación humana, investigación y desarrollo, autofinanciamiento. Todo esto, con el fin de volcar luego en la comunidad los logros obtenidos.

Por el contrario, del texto de Torrent se deduce que ciertos grupos ideologizados pretenden transformar a esta casa de altos estudios en un centro para hacer política populista (cuyo lugar apropiado es el comité, la unidad básica o la calle), induciendo a error a los lectores al sostener que son suyos los ideales de los reformistas del 18. La situación en aquel momento era completamente distinta a la actual y la universidad necesitaba un cambio radical en sus estructuras, que justificaron ese movimiento histórico.

Resulta inexplicable que se pretenda boicotear la asamblea universitaria con pretextos tan vacuos, que indudablemente responden a oscuros y egoístas intereses que no contemplan a la totalidad de la comunidad universitaria ni respetan las libertades elementales de sus protagonistas a la opinión y a no ser discriminados por ninguna razón, mucho menos por pensar diferente. Nos preguntamos entonces, ¿quiénes son los mediocres de hoy?

Como cordobeses pretendemos que nuestra trisecular universidad, de la que han surgido tantas personalidades que se han destacado en el país y en el mundo, siga siendo un prestigioso centro de difusión del conocimiento y la cultura para orgullo de los cordobeses y beneficio de la sociedad toda.


Raquel E. Consigli - Horacio Martínez Paz